China exportará más combustible en agosto, pero el total de 2022 caerá a mínimos de 7 años

Por Chen Aizhu y Muyu Xu

SINGAPUR, 15 ago (Reuters) – Las exportaciones de combustible de China repuntarán en agosto hasta acercarse a máximos del año, después de que Pekín ampliara cuotas en junio y julio, aunque las restricciones más amplias van a limitar los envíos a mínimos de siete años para 2022, dijeron analistas y operadores.

El repunte de las exportaciones de combustible de China, el segundo mayor productor mundial de combustibles refinados, ha ayudado a enfriar los precios globales que alcanzaron máximos históricos en mayo y junio, dado que las sanciones occidentales a Rusia tras la guerra de Ucrania tensaron los mercados globales.

Sin embargo, se espera que los envíos se estabilicen durante el resto del año, mientras Pekín da prioridad al mercado local para frenar la inflación de los combustibles nacionales. Se espera que las exportaciones de diésel, gasolina y combustible para aviones se reduzcan hasta un 40% respecto a 2021.

Con la reducción de China —que fue el principal exportador de gasolina de Asia y un proveedor clave de gasóleo— los importadores de combustible tendrán que recurrir a Corea del Sur, India y Oriente Medio, según los analistas.

“Dado que China se mantiene en modo de reducción de la producción, las refinerías orientadas a la exportación en el resto de Asia y Oriente Medio tienen la oportunidad de abastecer a Europa y EEUU”, dijo Mukesh Sadhav, director de comercio de petróleo y productos derivados en la consultora Rystad Energy.

Se espera que las refinerías asiáticas fuera del territorio chino aumenten su producción de crudo entre un 10% y un 15% este año a partir de 2021, mientras que la producción de China podría mantenerse plana, ya que el repunte en el segundo semestre compensa a un descenso inusual en los primeros seis meses del año, dijo Sadhav.

Los datos del lunes mostraron que el funcionamiento de las refinerías chinas en julio cayó a su nivel más bajo en más de dos años, y que los volúmenes en lo que va de año han bajado un 6,3% con respecto al año anterior.

(Reporte de Chen Aizhu y Muyu Xu; edición de Florence Tan y Tom Hogue; traducción de Flora Gómez)