‘Elvis’ esquiva un detalle que nos haría ver al rey del rock con otros ojos hoy en día

Por Miguel Ángel Pizarro.- Elvis aterriza en nuestros cines avalada por la aprobación de la crítica, los 12 minutos de ovación que recibió tras su primera proyección en el Festival de Cannes y el interés inmediato que provoca el tratarse de un biopic del Rey del Rock and Roll. Y tras ver la película, he de decir que tiene todos los elementos para triunfar y resucitar el furor en torno a la figura del cantante, mientras permite que nuevas generaciones puedan conocer a uno de los grandes iconos de la música del siglo XX así como hizo Bohemian Rhapsody y la música de Queen liderando en Spotify.

Austin Butler como Elvis y Olivia DeJonge como Priscilla en 'Elvis', una película de Warner Bros. Pictures release. (© 2022 Warner Bros. Entertainment Inc. All Rights Reserved.)Austin Butler como Elvis y Olivia DeJonge como Priscilla en 'Elvis', una película de Warner Bros. Pictures release. (© 2022 Warner Bros. Entertainment Inc. All Rights Reserved.)

Austin Butler como Elvis y Olivia DeJonge como Priscilla en ‘Elvis’, una película de Warner Bros. Pictures release. (© 2022 Warner Bros. Entertainment Inc. All Rights Reserved.)

Dirigida por Baz Luhrmann -en su primer trabajo desde El gran Gatsby hace nueve años- la película toma el enorme reto de contar la vida del emblemático cantante entre los años 50 y 70, narrando también brevemente su infancia. Y, por supuesto, eso implica hablar de su ascenso en el mundo de la música, de cómo creó el concepto de fan de masas, de cómo su estilo y manera de mover las caderas provocó una serie de polémicas que le llevaron a tener problemas con la opinión pública. Así como de su época en el servicio militar, su éxito en Las Vegas, adicciones y, por supuesto, de su relación con Priscilla Presley, una de las tres mujeres que marcaron su vida junto a su madre Gladys y su hija Lisa Marie.

Y es aquí donde nos vamos a detener. El filme narra cómo Elvis (en la piel de un entregadísimo Austin Butler) y Priscilla (Olivia DeJonge) se conocieron, casaron, divorciaron amistosamente y cómo se convirtió en su fiel consejera, así como sirvió para hacerle ver al cantante la excesiva dependencia que tenía con su mánager, Tom Parker (interpretado por Tom Hanks).

Es cierto que la película muestra este amor como un importante apoyo para Presley. Es más, cuenta con la aprobación de la propia Priscilla, quien ha alabado la cinta desde que comenzara su promoción, cantando alabanzas por el retrato que el director australiano ha hecho de su exmarido. Y sí, ella sale muy bien parada en el biopic. Sin embargo, hay un detalle que no se nombra y que solo los fans, así como aquellos que conocían la vida de Presley sabrían: que el cantante comenzó su relación con Priscilla cuando esta tenía apenas 14 años y él 24.

1 de mayo de 1967: El cantante y actor de rock and roll Elvis Presley (1935 - 1977) se toma de la mano con su novia, Priscilla Beaulieu Presley, el día de su boda, Las Vegas, Nevada. (Foto de Hulton Archive/Getty Images)1 de mayo de 1967: El cantante y actor de rock and roll Elvis Presley (1935 - 1977) se toma de la mano con su novia, Priscilla Beaulieu Presley, el día de su boda, Las Vegas, Nevada. (Foto de Hulton Archive/Getty Images)

1 de mayo de 1967: El cantante y actor de rock and roll Elvis Presley (1935 – 1977) se toma de la mano con su novia, Priscilla Beaulieu Presley, el día de su boda, Las Vegas, Nevada. (Foto de Hulton Archive/Getty Images)

La australiana Olivia DeJonge tenía 22 años cuando rodó Elvis, ocho más de los que tenía Priscilla cuando conoció al cantante. Y como la actriz interpreta a Priscilla en toda la película hace que tenga lógica que los productores hayan elegido a una intérprete que pueda encarnar al personaje desde su juventud hasta que se divorcia de Elvis. Pero lo que llama la atención es que las escenas en las que el cantante inicia su romance con ella, no se diga la edad que tiene, sino que se haga referencia a que el joven se había comprometido a dejarla en su casa “temprano”. Es decir, como si tuviera un horario en el que deba volver a su hogar.

Sin embargo, solo por ese comentario podemos intuir que Priscilla sería más joven, pero sin saber a ciencia cierta cuánto. Y es que tanto Austin Butler como Olivia DeJonge son dueños de una apariencia juvenil que, si no se conoce la historia real imagino que sería fácil caer en la confusión de creerlos más cercanos en edad y no que sus personajes se llevaban una década de diferencia. Además, como el personaje ‘juvenil’ de Priscilla lleva un atuendo que recuerda a un uniforme escolar en plena guerra, pues la confusión puede ser más evidente.

Comprendo parcialmente que Luhrmann no haya querido nombrar este dato esencial de manera explícita. Y es que Elvis se tomó muy en serio la relación con Priscilla, a la que le sacaba 10 años y a quien conoció durante su servicio militar en 1959, cuando estaba destinado a Alemania, donde Priscilla, estaba junto con su familia dado que su padrastro era oficial de la Fuerza Aérea de los Estados Unidos.

Es cierto que la relación con Priscilla siempre fue en serio (incluso, cuando la joven, con solo 15 años, se mudó a vivir a Graceland con el beneplácito de sus padres), pues tuvieron un noviazgo de siete años y medio antes de que contrajesen matrimonio el 1 de mayo de 1967, cuando ella tenía 22 años de edad, lo que significa que se casaron seguros de la relación, pues su hija nació en 1968, un año después. Sin embargo, a pesar de ser una relación que, en su época, logró mostrarse como una historia de amor formal, que hizo que Elvis sentase la cabeza (al menos durante un tiempo), los ojos contemporáneos no verían con buenos ojos conocer explícitamente que un hombre de 24 años sedujese a una adolescente de 14. Es más, nadie prestaría atención a que fue una relación a largo plazo, seria y que, finalmente, se casasen siendo ya adultos. Si Luhrmann exponía los datos numéricos tras la edad de cada uno, el homenaje se hubiera ido al garete hoy en día, seguramente empañado por el debate inevitable.

De ahí que entienda en parte que Luhrmann haya omitido deliberadamente dar este dato en su película, la cual tiene el apoyo expreso tanto de Priscilla como de Lisa Marie. Sin embargo, eso no tapa la realidad, lo que nos invita a ir más allá y ver cómo ha evolucionado la sociedad y cómo se busca una mayor protección de las menores de edad Así como también nos permite ver cómo en los años 50 y 60, al Rey del Rock se le permitía prácticamente todo, pues entre sus escándalos y polémicas, nunca estuvo su relación con una Priscilla adolescente y menor de edad.

Más historias que te pueden interesar:

Leave a Reply