La espina que tiene clavada Casillas: cuando Hierro se las ingenió para sentenciarle al banquillo

Iker Casillas(L) and Fernando Hierro of the Spanish national soccer team travel by golf cart to a warm-up session at Montecastillo training ground near Jerez, May 19, 2002. Spain are preparing for the World Cup finals in Korea and Japan. REUTERS/Marcelo del Pozo MDP/CLH/Iker Casillas(L) and Fernando Hierro of the Spanish national soccer team travel by golf cart to a warm-up session at Montecastillo training ground near Jerez, May 19, 2002. Spain are preparing for the World Cup finals in Korea and Japan. REUTERS/Marcelo del Pozo MDP/CLH/
Iker Casillas y Fernando Hierro, al volante, llegando en un carrito de golf a un entrenamiento con la selección española durante la concentración previa al Mundial de Corea y Japón en Jerez. 19 de mayo, 2002. (REUTERS/Marcelo del Pozo MDP/CLH)

Ahora todos reconocemos a Íker Casillas como uno de los mejores porteros de la historia del fútbol, pero hubo un lapso que pudo cambiar su carrera de manera determinante. En 2002, con Vicente Del Bosque en el banquillo del Real Madrid, fue relegado a la suplencia de un día para otro en detrimento de César Sánchez. El porqué no lo sabrá nunca, pero tiene bastante claro quién estuvo detrás de todo: Fernando Hierro.

<p class="canvas-atom canvas-text Mb(1.0em) Mb(0)–sm Mt(0.8em)–sm" type="text" content="Por fortuna para Íker, el destino le tenía reservada una plaza en los altares del fútbol y, pese a perder la titularidad, derribó de nuevo el muro en aquella mítica final de Glasgow frente al Bayer Leverkusen. César se lesionó y con el equipo de la aspirina asediando al Real Madrid, apareció por primera vez el ‘Santo’. Desde entonces, nadie se atrevió a discutir su puesto en el once blanco.” data-reactid=”33″>Por fortuna para Íker, el destino le tenía reservada una plaza en los altares del fútbol y, pese a perder la titularidad, derribó de nuevo el muro en aquella mítica final de Glasgow frente al Bayer Leverkusen. César se lesionó y con el equipo de la aspirina asediando al Real Madrid, apareció por primera vez el ‘Santo’. Desde entonces, nadie se atrevió a discutir su puesto en el once blanco.

<p class="canvas-atom canvas-text Mb(1.0em) Mb(0)–sm Mt(0.8em)–sm" type="text" content="A pesar de este momento tan especial, Casillas no olvida que aquella suplencia a la que hoy aún no encuentra motivo pudo cambiarle la vida. Su entorno desveló lo que pensaba el guardameta al respecto: “Quizá ahora estaría jugando en Segunda División”, consciente del poco glamour que rodea a un arquero suplente del Real Madrid.” data-reactid=”35″>A pesar de este momento tan especial, Casillas no olvida que aquella suplencia a la que hoy aún no encuentra motivo pudo cambiarle la vida. Su entorno desveló lo que pensaba el guardameta al respecto: “Quizá ahora estaría jugando en Segunda División”, consciente del poco glamour que rodea a un arquero suplente del Real Madrid.

Por ello, no olvida el canterano merengue, que desde el año 2.000 venía siendo titular, que algo pasó para que todo cambiase repentinamente. Siempre le quedará la duda en cuanto al motivo, peor en su biografía sabe en qué dirección apuntar:

<p class="canvas-atom canvas-text Mb(1.0em) Mb(0)–sm Mt(0.8em)–sm" type="text" content="“Tuve a Del Bosque como entrenador en el primer equipo. Y me pareció muy campechano, explicándote bien las cosas, era un buen entrenador. No es bueno compararlos con Luis [Aragonés], eran tan distintos. Luis sabía mucho, pero daba la sensación de tener un método más antiguo porque era mayor. Sin embargo, dio frutos con jóvenes como nosotros. Del Bosque entrena diferente.” data-reactid=”37″>“Tuve a Del Bosque como entrenador en el primer equipo. Y me pareció muy campechano, explicándote bien las cosas, era un buen entrenador. No es bueno compararlos con Luis [Aragonés], eran tan distintos. Luis sabía mucho, pero daba la sensación de tener un método más antiguo porque era mayor. Sin embargo, dio frutos con jóvenes como nosotros. Del Bosque entrena diferente.

<p class="canvas-atom canvas-text Mb(1.0em) Mb(0)–sm Mt(0.8em)–sm" type="text" content="Y eso que nunca olvidaré, y se lo recuerdo constantemente para que no se le olvide ni a él ni a Hierro, que entre los dos me limpiaron del equipo y me mandaron al banquillo.&nbsp;No voy a parar de repetírselo hasta que no me lo reconozcan. Los dos. No voy a parar. Ninguno me lo reconoce, entre ellos dos se tapan. ‘El marqués’ me dice que no estaba bien. Mentira. Me limpiaron”.” data-reactid=”38″>Y eso que nunca olvidaré, y se lo recuerdo constantemente para que no se le olvide ni a él ni a Hierro, que entre los dos me limpiaron del equipo y me mandaron al banquillo. No voy a parar de repetírselo hasta que no me lo reconozcan. Los dos. No voy a parar. Ninguno me lo reconoce, entre ellos dos se tapan. ‘El marqués’ me dice que no estaba bien. Mentira. Me limpiaron”.

Ahí dejó más que claro que es una espina que tiene clavada y jamás va a olvidar.

Spain's goalkeeper Iker Casillas (R) speaks with his coach Vicente del Bosque during a training session in Potchefstroom June 12, 2010 . REUTERS/Marcelo del Pozo (SOUTH AFRICA - Tags: SPORT SOCCER WORLD CUP)Spain's goalkeeper Iker Casillas (R) speaks with his coach Vicente del Bosque during a training session in Potchefstroom June 12, 2010 . REUTERS/Marcelo del Pozo (SOUTH AFRICA - Tags: SPORT SOCCER WORLD CUP)
Vicente Del Bosque e Íker Casillas hablando durante una sesión de entrenamiento en Potchefstroom, Sudáfrica. 12 de junio, 2010. (REUTERS/Marcelo del Pozo)

<p class="canvas-atom canvas-text Mb(1.0em) Mb(0)–sm Mt(0.8em)–sm" type="text" content="– Del Bosque lo desmintió –” data-reactid=”61″>– Del Bosque lo desmintió –

<p class="canvas-atom canvas-text Mb(1.0em) Mb(0)–sm Mt(0.8em)–sm" type="text" content="En una carta abierta en el diario Marca, cuando Casillas abandonó el Real Madrid en el año 2015, Vicente Del Bosque toco varios puntos, incluido el porqué le relegó a la suplencia cuando llevaba casi dos años siendo indiscutible. Lo atañe a una mera decisión técnica, excusa que nunca ha convencido a Casillas.” data-reactid=”62″>En una carta abierta en el diario Marca, cuando Casillas abandonó el Real Madrid en el año 2015, Vicente Del Bosque toco varios puntos, incluido el porqué le relegó a la suplencia cuando llevaba casi dos años siendo indiscutible. Lo atañe a una mera decisión técnica, excusa que nunca ha convencido a Casillas.

<p class="canvas-atom canvas-text Mb(1.0em) Mb(0)–sm Mt(0.8em)–sm" type="text" content="“Sé que cuando lea estas líneas sonreirá y, posteriormente, protestará porque da igual las veces que se lo hayamos explicado todos y cada uno de los protagonistas. Él sigue pensando que la razón es suya y de ahí no hay quien le mueva.” data-reactid=”63″>“Sé que cuando lea estas líneas sonreirá y, posteriormente, protestará porque da igual las veces que se lo hayamos explicado todos y cada uno de los protagonistas. Él sigue pensando que la razón es suya y de ahí no hay quien le mueva.

<p class="canvas-atom canvas-text Mb(1.0em) Mb(0)–sm Mt(0.8em)–sm" type="text" content="A finales de febrero el cuerpo técnico decidimos la suplencia de Íker y que César fuera el portero titular en todas las competiciones. Quizás estábamos equivocados, pero realmente pensamos que era lo mejor para el equipo. Fue un asunto meramente deportivo. Y aquí es donde él ha decidido cambiar la historia. Íker mantiene que su suplencia fue prácticamente por la imposición de sus compañeros. Lo cual es completamwnte incierto, ya que ni a Fernando ni a Raúl se les habría ocurrido pedirnos la suplencia para Íker; ni a nosotros admitir dicha sugerencia. Y es que con algunas cosas, Íker es muy pesado”.” data-reactid=”64″>A finales de febrero el cuerpo técnico decidimos la suplencia de Íker y que César fuera el portero titular en todas las competiciones. Quizás estábamos equivocados, pero realmente pensamos que era lo mejor para el equipo. Fue un asunto meramente deportivo. Y aquí es donde él ha decidido cambiar la historia. Íker mantiene que su suplencia fue prácticamente por la imposición de sus compañeros. Lo cual es completamwnte incierto, ya que ni a Fernando ni a Raúl se les habría ocurrido pedirnos la suplencia para Íker; ni a nosotros admitir dicha sugerencia. Y es que con algunas cosas, Íker es muy pesado”.

¿Será verdad?

<p class="canvas-atom canvas-text Mb(1.0em) Mb(0)–sm Mt(0.8em)–sm" type="text" content="– Relación complicada con Hierro: San Mamés y las 5.000 pesetas que le dieron fama de tacaño –” data-reactid=”67″>– Relación complicada con Hierro: San Mamés y las 5.000 pesetas que le dieron fama de tacaño –

No es de locos pensar que Hierro estuvo tras su suplencia. Entre ambos, cuando eran compañeros de equipo, había ciertas diferencias, marcadas por el entonces capitán del Real Madrid.

Casillas reveló en el programa ‘Universo Valdano’ el feo que le hizo Hierro antes del partido de su debut con el primer equipo en San Mamés. Era su primera concentración y le pusieron de compañero de equipo al líder de la plantilla para que le arropará y le transmitiera esa confianza que ayudase a gestionar sus nervios. Pero ocurrió todo lo contrario:

<p class="canvas-atom canvas-text Mb(1.0em) Mb(0)–sm Mt(0.8em)–sm" type="text" content=""Compartí habitación con&nbsp;Hierro&nbsp;y me dejó solo en la habitación, en lugar de apoyar a un joven de 18 años. Podría haber estado mejor pero debutar en San Mamés con 18 años no era fácil".” data-reactid=”74″>“Compartí habitación con Hierro y me dejó solo en la habitación, en lugar de apoyar a un joven de 18 años. Podría haber estado mejor pero debutar en San Mamés con 18 años no era fácil”.

Por otro lado, una anécdota que comenzó con un gesto noble de Fernando Hierro, pidiéndole 5.000 pesetas a …. para que se las prestase a Casillas, cuando tenía 16 años, para que volviese a casa en taxi, ya que hacia Móstoles en transporte público el camino era muy largo, teniendo que coger metro, autobuses, etc., terminó en el origen de la fama de tacaño que persigue al portero.

Así se lo explicaba a ‘Labi Champion’, un empresario de Ibiza amigo de muchos jugadores, en un directo en Instagram:

<p class="canvas-atom canvas-text Mb(1.0em) Mb(0)–sm Mt(0.8em)–sm" type="text" content="“Me llaman del primer equipo que tenía que ir a que me cogiesen medidas porque seguramente tendría que viajar a Oviedo. Claro, yo llegué recién salido de entrenar, con la bolsa, y me esperan en lo que era la antigua entrada de la puerta 55 del Madrid en el Bernabéu Fernando Hierro y Chendo, los dos pistoleros.” data-reactid=”77″>“Me llaman del primer equipo que tenía que ir a que me cogiesen medidas porque seguramente tendría que viajar a Oviedo. Claro, yo llegué recién salido de entrenar, con la bolsa, y me esperan en lo que era la antigua entrada de la puerta 55 del Madrid en el Bernabéu Fernando Hierro y Chendo, los dos pistoleros.

<p class="canvas-atom canvas-text Mb(1.0em) Mb(0)–sm Mt(0.8em)–sm" type="text" content="Una vez allí alguien dice: “oye, tenéis que llevaros a este chico a que se haga el traje”. Bueno, pues me voy con ellos, me monto en su coche, que me acuerdo que era un pepino de la época. Me pongo atrás, yo sentado tranquilamente y me llevan allí al lugar para hacerse el traje. Creo que era Kenzo. Total, que me llevan allí a la fábrica, me hacen el traje y demás y, claro, yo me tenía que ir desde casi Arturo Soria hasta Móstoles. Y me dice Fernando, así como tirándomela: “Bueno, ¿dónde vives?”. Y digo: “Pues en Móstoles”. Y me dice, así como indirecta, que a Móstoles te vas a ir tú porque yo no te voy a llevar: “Lo mejor que podemos hacer es darte 5.000 pesetas y te coges un taxi y te vas”, ya que tenía clase por las tardes. Y así fue la historia, me cogí el taxi y me fui.” data-reactid=”78″>Una vez allí alguien dice: “oye, tenéis que llevaros a este chico a que se haga el traje”. Bueno, pues me voy con ellos, me monto en su coche, que me acuerdo que era un pepino de la época. Me pongo atrás, yo sentado tranquilamente y me llevan allí al lugar para hacerse el traje. Creo que era Kenzo. Total, que me llevan allí a la fábrica, me hacen el traje y demás y, claro, yo me tenía que ir desde casi Arturo Soria hasta Móstoles. Y me dice Fernando, así como tirándomela: “Bueno, ¿dónde vives?”. Y digo: “Pues en Móstoles”. Y me dice, así como indirecta, que a Móstoles te vas a ir tú porque yo no te voy a llevar: “Lo mejor que podemos hacer es darte 5.000 pesetas y te coges un taxi y te vas”, ya que tenía clase por las tardes. Y así fue la historia, me cogí el taxi y me fui.

<p class="canvas-atom canvas-text Mb(1.0em) Mb(0)–sm Mt(0.8em)–sm" type="text" content="Luego entre Chendo y él se han hecho unas idas de locura. Que si me fui en metro, que si me ahorré 4.500 pesetas. Estos dos están fatal, per vamos que a Fernando se las he devuelto ya con creces esas 5.000 pesetas. Tiene una geta…”.” data-reactid=”79″>Luego entre Chendo y él se han hecho unas idas de locura. Que si me fui en metro, que si me ahorré 4.500 pesetas. Estos dos están fatal, per vamos que a Fernando se las he devuelto ya con creces esas 5.000 pesetas. Tiene una geta…”.

Cabe aclarar que a día de hoy, Casillas y Hierro son grandes amigos. Incluso cuando el ya exportero estuvo en la carrera por presidir la Real Federación Española de Fútbol, el malagueño era uno de sus hombres de confianza.

Más historias que te pueden interesar:

Leave a Reply